El concejal del Grupo Municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante, Rafa Mas, ha criticado la nula predisposición del equipo de gobierno municipal de Luis Barcala de dar uso a las antiguas cabinas telefónicas de la ciudad, tal y como han desarrollado Málaga, Sevilla o Las Palmas, y según se debatió en el pasado pleno de febrero a iniciativa de Compromís, donde se propuso utilizar la red de antiguas cabinas telefónicas de la ciudad en puntos de utilidad ciudadana e instalar puntos de acceso wifi en ellas, y se obtuvo el compromiso del equipo de gobierno de llevarlo adelante.
El concejal Rafa Mas justifica esta medida urgente en que “el acceso a internet es un derecho básico que debemos garantizar desde las administraciones públicas. Hay muchas alicantinas y alicantinos que no pueden costearse mes a mes este servicio. Otras ciudades, como Elche, han instalado más de 200 puntos de acceso gratuito en barrios y pedanías para garantizar este servicio esencial. Por ello, instamos al bipartito que instalen puntos de wifi gratuitos convirtiendo las antiguas cabinas telefónicas, actualmente abandonadas y sucias, en puntos de acceso wifi, además de ser puntos de recarga de la tarjeta de transporte público, móviles e información turística y agenda municipal de interés ciudadano. A Barcala se le llena la boca cuando habla de innovación de inteligencia artificial, pero no trabaja para implantar medidas efectivas en la ciudad en esta materia”.
Compromís recuerda que la nueva Ley estatal de Telecomunicaciones considera que las cabinas telefónicas ya no son un servicio esencial obligatorio, por lo que se insta a que tengan un uso nuevo, no se desmantelen y sean de utilidad ciudadana como sucede en otras ciudades como Málaga, Sevilla o Las Palmas. Además, esta solución permite aplicar la economía circular, ya que se aprovecha la cabina telefónica para darle un nuevo uso, es una solución más barata que la obra civil que conlleva quitar estos tótems de la vía pública. Para Mas “las cabinas ya tienen la obra hecha. No hay que canalizar ninguna toma, puesto que ya tienen acceso a los datos y a la red de telefonía. Es muy sencillo aprovecharlas para darles un nuevo uso”.
Este servicio wifi, además de inclusión social y permitir a muchas alicantinas y alicantinos tener acceso a internet y superar en aparte la brecha digital que sufren, supondrá una gran cohesión territorial y toda una apuesta turística que mejorará la estancia de los visitantes en ciudad. Por ello, desde Compromís se insta al equipo de gobierno municipal que trabaje en la implantación de una red wifi con ayuda de la Comisión Europea como en otras ciudades.

Además, para concluir, estas cabinas reconvertidas sirven también para promocionar el pequeño comercio que, en muchas ocasiones, ni siquiera tiene presencia en Internet. “Con estos puntos se pueden descubrir sitios que no te recomiendan las guías” sentencia Mas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí