Contratar en una bolsa de trabajo a interinos para arrinconar a los funcionarios de carrera se ha convertido en una practica habitual en el Ayuntamiento de Elche bajo la tutela de José Antonio Galiano Ibarra, que en su día fue puesto por Compromís como coordinador del área de transparencia y comunicación, y hoy es mano derecha del Concejal de Recursos Humanos pues hace y deshace a su antojo.

Esta práctica cuyas primeras aristas hemos podido conocer gracias a esta casa, La contratación de la hija del coordinador de deportes de Elche levanta ampollas en el Ayuntamiento tras irse de vacaciones sin cumplir los días de trabajo, parece no es el único departamento en el que esta anomalías de control se están vulnerando. La independencia funcionarial y el hecho de que para serlo tengan que superar unas pruebas es garantía de transparencia en el sistema, al menos marca una garantía de independencia de los funcionarios ante “posibles” presiones políticas. Está en peligro la transparencia de nuestro sistema o quizá ese temor sea infundado pues hace tiempo que cruzamos ese Rubicón.

Deportes es la punta del iceberg y las vacaciones de la hija del coordinador José Francisco Aldeguer sin, parece ser, haber cumplido los días de trabajo para poder disfrutarlas es un pequeño botón que muestra como poco a poco ciertos departamentos municipales se han convertido en pequeños reinos taifas donde mandan algunos jefecillos, en muchos casos con nombramientos cuanto menos sospechosos que iremos desgranando en próximas fechas. Deportes es hoy un cortijo en el que los funcionarios que levantan la voz son apartados y los que están… tienen que comer, tienen familias…

¿Por qué los políticos permiten estas prácticas? ¿Hay algún “quid pro quo” que desconocemos? ¿O es fácil conocerlos?

¿Se están utilizando algunas bolsas de trabajo como agencias de colocación? ¿Por qué callan los partidos políticos en el Ayuntamiento? ¿Por qué callan los sindicatos? La documentación es brutal, padres, hijas, mujeres, maridos, novias… poco a poco el Ayuntamiento se va convirtiendo en una estirpe a la que acceden los que unos pocos quieren. No pinta bien y poco a poco llegaremos un poco más lejos.

Por lo pronto fuentes municipales apuntan que en Recursos Humanos se ha encendido alguna que otra alarma, pacto de no agresión entre personajes como Aldeguer y Galiano es firme, Aldeguer hace y deshace en Deportes, y Recursos Humanos consiente. Las vacaciones de la hija de Aldeguer las tuvo que autorizar recursos humanos, sin olvidar que antes se marchó concentrada otra semana con la selección de balonmano. Puntualizamos que José Francisco Aldeguer tal como figura en su extenso currículum es diplomado en Relaciones Laborales, y por tanto, debe ser un buen conocedor de la legislación vigente.

La complicidad se mantiene en tanto en cuanto se contratan de una bolsa de trabajo de socorristas a personas para realizar otras tareas como comunicación, coordinación o trabajo de monitores deportivos. Tareas que debería realizar personal específico y cualificado para ello. Si es necesario ese personal debería de crearse la plaza, bien para promoción interna o bien oferta pública de empleo para que cualquiera que se prepare y tenga méritos pueda luchar por conseguirla. Fair play que se dice en el deporte. Aunque parece que este fair play no existe en la concejalía de deportes.

Nos encontramos con una concejalía de deportes donde no se corresponden los puestos que marca la RPT con los puestos que realmente ocupan por ejemplo socorristas, monitores y otro personal de forma, al menos, extraña en deportes y que recursos humanos bendice.

Revisando el listado de cargos del personal de deportes, públicos, uno se encuentra con puestos como “coordinador de actividades deportivas”, “coordinador de actividades acuáticas” o “coordinador de eventos deportivos” por citar algunos. Estos puestos creados en deporte ¿En base a que criterios han sido otorgados o seleccionados al personal? ¿Quién lo autorizó? ¿El coordinador de deportes? ¿El concejal de deportes? ¿El coordinador de recursos humanos? ¿El concejal de recursos humanos? Y estos puestos ¿Dan más poder a personal del mismo rango por encima de otros? ¿Más sueldo? Si hay un incremento de sueldo ¿Cómo se hace y en base a qué?

Es curioso que en esa relación Andrea Aldeguer, la hija del coordinador, entrando de la bolsa de monitor a trabajar durante 3 meses por una necesidad de la concejalía, supuestamente por acumulación de tareas, figure con el cargo de técnico auxiliar.

Todo oscuro, todo raro… pero la punta del iceberg.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí