El portavoz adjunto del GPP, Miguel Barrachina, ha señalado que “mientras Sánchez anuncia la gratuidad en algunos trenes, en la Comunitat Valenciana los sigue cerrando”.

Para el diputado popular, “este anuncio resulta hipócrita en la misma semana en que se perpetra el cierre oficial de la línea Valencia. El PP va a seguir reclamando la reapertura de todos los servicios que ha cerrado el PSOE este último año”.

Así, Miguel Barrachina ha advertido que “hay más líneas de transporte ferroviarias en riesgo de ser eliminadas.Antes de hablar del populista gratis total, Sánchez debería restituir primero las líneas que él mismo ha cerrado: la reapertura de la C-4 Valencia- Xirivella, que devuelvalos AVES a la Estación de Atocha y que, después de recuperar los servicios que él mismo recortó, cumpla con su compromiso con las plantillas de maquinistas y resto de personal de RENFE”.

En este sentido, Barrachina ha anunciado la presentación de una propuesta en les Corts para restituir la línea Valencia-Cuenca-Madrid, suprimida por su falta de rentabilidad según dijo la ministra. Son cien mil viajeros al año y 2.277 trenes, además del cierre de las pedanías de Utiel y Camporrobles. Son muchos los afectados”.

Miguel Barrachina ha recordado que “el gobierno popular dejó aprobada una Obligación de Servicio Público con financiación de 1.100 millones anuales para compensar cualquier pérdida económica hasta 2027 para esta línea y todas las que pudieran ser deficitarias económicamente. La rentabilidad social y el servicio que prestan es más importante como demostró el PP en situaciones económicas muy comprometidas”.

El portavoz popular ha mostrado su temor a que se eliminen nuevas líneas en un futuro inmediato. “El Gobierno prevé endurecer las condiciones para declarar las nuevas obligaciones de servicio público y otorgar más preferencia a los transportes por carretera. De hecho, hemos llegado a tener 150 trenes diarios menos de los que circulaban en 2018. En Cercanías han eliminado definitivamente la C-4 Valencia-Xirivella y cinco de las seis líneas que funcionaban bien han pasado a encabezar el récord nacional de incidencias ferroviarias. En media distancia, el cierre de la línea Valencia-Cuenca siembra la sombra de la duda con recortes en la línea a Villena, Vinarós, el Xàtiva-Alcoi o el Sagunt-Teruel que tampoco pasarían el corte de los criterios ministeriales”.

Miguel Barrachina ha señalado que “Puig no tiene ningún interés en reivindicar las inversiones en infraestructuras ferroviarias para la Comunitat. Es lamentable que, de nuevo volvamos a ser los perjudicados por Sánchez, pero todavía es peor que Puig se mantenga callado ante su jefe”.

Por otra parte, Barrachina ha lamentado que Sánchez “se dedique pavonearse en su visita para inaugurar el tramo de la N-232 del Puerto de Querol con dos años de retraso y que no haga ninguna mención a que fue adjudicado e iniciado en 2017 por el gobierno de Mariano Rajoy. El único mérito del gobierno socialista es haber retrasado la ejecución de la obra y haber paralizado el otro tramo pendiente entre Masía de Torreta a Morella Sur previsto también para 2020”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí