Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer que trabajaba como bailarina erótica en un club discoteca de la ciudad alicantina, por hurtarle a un cliente que se encontraba bajo los efectos del alcohol, su reloj valorado en 10.000 euros, un collar valorado en 100 euros y una pulsera valorada también en 100 euros, aprovechando que se había quedado dormido en el espacio reservado donde se encontraba.

Un varón de nacionalidad sueca, de 29 años de edad que se encontraba en la ciudad de Benidorm de vacaciones, denunció que había sido víctima de un hurto de su reloj y sus joyas cuando se encontraba en el interior de una discoteca club.

Según denunció, se encontraba bajo los efectos del alcohol y se había quedado dormido, dándose cuenta cuando se despertó que le faltaba el reloj, la pulsera y un collar que llevaba puesto. La víctima dijo en su denuncia que sospechaba de una bailarina que había contratado para disfrutar de un baile erótico en un reservado.

Así las cosas, los agentes del Grupo 5º de Policía Judicial de la Policía Nacional de la Comisaría de Benidorm, iniciaron una investigación, consiguiendo descubrir que la presunta autora de los hechos se trataba de una mujer que realizaba este tipo de bailes dentro del establecimiento, a quien detuvieron como presunta autora de un delito de hurto.

La detenida, de nacionalidad nigeriana, de 25 años de edad, sin antecedentes previos, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la misma localidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí