El informe del Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Alicante del segundo trimestre de 2022 confirma un estancamiento de la actividad inmobiliaria en la provincia con respeto a las cifras del pasado año, sostenida por la mejora en la comarca de la Vega Baja que amortigua la caída generalizada en el resto de territorios de la provincia de Alicante. La lectura positiva del Colegio es que no hay contracción de la actividad con respecto a 2021, aunque en comparación con el primer trimestre de 2021 se crece un 14%, desde las 1.325 viviendas iniciadas entre enero y marzo, a las 1.508 entre abril y junio.  De hecho, el dato de viviendas iniciadas en los últimos 12 meses es muy parejo, puesto que pasa de 5.762 a 5.767, con una variación mínima al alza.

El presidente de COAATIEA, Carlos Casas, ha explicado que “nuestra sensación es que no podemos hablar de recuperación de la actividad como veníamos diciendo desde 2021, si no de un estancamiento que, de momento, no llega a ser descenso de la actividad. De hecho, lo reseñable es que de momento no hay caída a nivel provincial”. Desde su punto de vista, son muchas las razones y atribuye a la situación económica, los costes de producción y de materiales, como las amenazas en cuanto a los indicadores económicos lo que está retrasando proyectos inmobiliarios en la provincia.

Casas también ha señalado una ligera reducción en el coste de producción por metro cuadrado, aunque considera que no se debe a una bajada en los precios de los materiales, sino al cambio de tipología, de menor coste que en periodos anteriores.

Vega Baja, líder

Dentro de un panorama que se repite en todas las comarcas con descensos de actividad, sólo la comarca de la Vega Baja logra un crecimiento muy considerable. En concreto, esta zona de la provincia representa el 39% de todas las viviendas iniciadas en el segundo trimestre y crece, con respeto al segundo trimestre de 2021, en un 103%.

Con estas cifras, la Vega Baja consolida la tendencia de crecimiento por cuarto trimestre consecutivo y logra en los últimos 12 meses aumentar el parque de viviendas en 2.073 nuevas.  La Vega Baja mejora también las cifras del semestre completo de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021, con un crecimiento del 92%.

En el resto de territorios la caída, por el contrario, es generalizada. En las comarcas de la Marina en un 25%, Elche cae un 23%, en las zonas del interior (Vinalopó y Montaña), un 14% y en L’Alacantí, que ha tirado del carro en otros periodos, también registra un descenso del 7%.

Por términos municipales, Orihuela desbancó en este trimestre a Alicante, con 206 y 188 nuevas viviendas iniciadas respectivamente. En tercer lugar, se sitúa Santa Pola (183 viviendas) y Elche (103).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí