La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha explicado hoy que la decisión de aplicar una moratoria en el canon de saneamiento, durante los próximos seis meses, se adopta para aliviar la situación económica de las familias valencianas y para rebajar las tensiones provocadas por la inflación en los hogares y en el tejido productivo de la Comunitat Valenciana.

La propuesta realizada por la consellera de Transición Ecológica, y que se aprobará por decreto ley en las próximas semanas en el Consell, ha sido adelantada por el presidente de la Generalitat en la sesión de control en Corts.

La medida permitirá que casi dos millones de hogares, en los que viven cerca de cinco millones de valencianos, dispongan de 139 millones de euros más en los próximos meses, lo que les permitirá mejorar su situación económica.

Una medida similar ya se puso en marcha con motivo del periodo de confinamiento y el Estado de Alarma por la pandemia del COVID-19, aunque ahora la finalidad de la moratoria es paliar la situación de alza de los precios.

“La nueva moratoria se hace para dar apoyo a las familias, a los autónomos y a las empresas en una coyuntura de subida de precios y tensiones inflacionarias como la actual”, ha dicho la consellera de Transición Ecológica, que ha subrayado que “la prioridad es defender a la ciudadanía”.

“Es hora de estar junto a las familias valencianas y poner todo de nuestra parte para ayudar a la ciudadanía, a las empresas y a los autónomos para superar la situación de alza de los precios generada a raíz de la invasión de Ucrania”, ha continuado Mollà, “ya aplicamos una moratoria durante los peores momentos de la pandemia y lo haremos cuantas veces sea necesario”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí