Los vecinos de Alicante capital han hecho llegar a VOX su preocupación por el deterioro y la falta de atención en cuanto a limpieza viaria por parte de la Corporación Municipal. Los concejales de VOX presentarán en el pleno de este jueves cuatro preguntas que son el resultado de las reclamaciones de los vecinos.

El portavoz municipal, Mario Ortolá, se hará eco de la preocupación de vecinos de la capital que ven con sorpresa cómo desaparecen papeleras de sus calles sin que sean repuestas, con el consiguiente resultado de desperdicios en el suelo por falta de papeleras.

Sin embargo, el Plan Local de Residuos de Alicante, aprobado recientemente, contemplaba la colocación de 1.250 nuevas papeleras para aumentar el grado de proximidad de las papeleras a los ciudadanos en el entorno urbano, consiguiendo así pasar de 7.981 a 9.231.

Pero la realidad es otra, ya que los vecinos de barrios como Benalúa, Alipark, San Blas, Florida, Virgen del Remedio, Centro, San Gabriel y algunos otros observan la falta de papeleras y el perjuicio que eso comporta, sobre todo a la gente mayor, que saca a sus mascotas a pasear y no tienen dónde depositar sus excrementos. Una de las obligaciones del equipo de gobierno es facilitar las cosas a los vecinos si luego queremos que las calles se mantengan limpias de desechos de animales.

Mario Ortolá aclara que “las cifras no cuadran. El aumento de papeleras anunciado no se corresponde con lo real en la actualidad, y además, la retirada de casi todas esas papeleras no se debe a actos de vandalismo, sino a un motivo que se nos escapa. Además, los agujeros que quedaban en el lugar donde se han retirado las papeleras han sido debidamente tapados, por eso preguntaré el jueves cuál ha sido el motivo de la retirada de las papeleras en muchos barrios de la ciudad, y a ver si me aclaran la diferencia entre lo que debería estar instalado y lo que realmente está”.

La segunda pregunta que va a formular el portavoz de VOX tiene relación con la tan cacareada “Zona de Bajas emisiones en la ciudad de Alicante”.

A finales del año 2021 conocimos por la prensa las intenciones del equipo de gobierno de implantar en Alicante un sistema similar al de “Madrid Central”. Tras solicitarse diversas subvenciones de fondos europeos para ello, por lo que se ve el proyecto está sufriendo retrasos o camina al ralentí sin que se haya comunicado a los grupos el motivo de este retraso.

Las medidas que se tomen, si se llega a poner en funcionamiento este proyecto, “afectaría la vida y las costumbres de muchos vecinos de Alicante, al establecerse restricciones al tráfico” ha manifestado Ortolá, “y los vecinos tienen derecho a tener información cuanto antes, por ello preguntaremos al equipo de gobierno cuándo tiene previsto iniciar los trámites para la aprobación de la ordenanza de movilidad relativa a la creación de la Zona de Bajas Emisiones en la ciudad de Alicante”.

Por su parte, el edil Juan José Bonet Durá llevará al pleno la situación que la floración de los árboles de la ciudad está provocando con la caída de flores y hojas, que dejan vehículos, bancos, calles y aceras prácticamente intransitables para personas con movilidad reducida y para cualquier viandante, que tienen que hacer equilibrios para no resbalar, sobre todo cuando los residuos vegetales se pudren por el calor y se mezclan con agua de lluvia y los pulgones que se alimentan de estas plantas, generándose la típica y peligrosa melaza que se adhiere al suelo y a todo lo que entra en contacto.

“Una posible solución puede ser la fumigación con productos ecológicos en tiempo y forma y no esperar a que con el verano ya iniciado lleguemos a estos problemas”, aclara Juan José Bonet, y añade que “parece que hay un proyecto de sustitución de este tipo de árboles para evitar estos problemas, pero hasta que llegue ese momento proponemos la solución ya comentada de fumigar en el momento adecuado, por eso preguntaré qué tiene previsto hacer el Ayuntamiento para solucionar los problemas que sufre nuestra ciudad en esta época del año con la floración de estas especies”.

El concejal José Juan Bonet también va a reiterar el interés de VOX por que se solucionen los problemas del CEIP de Bacarot, pregunta ya presentada en el pleno del pasado mes de febrero.

La respuesta en su momento del equipo de gobierno a través de la concejala Julia Llopis de que el Ayuntamiento no era competente en cuanto a nuevas inversiones, alteraciones constructivas y otros proyectos de ampliación, pasando la pelota a la Consejería de Educación, no impide que el equipo de gobierno busque solución a este problema. Es cierto que se vienen realizando arreglos cosméticos que no hacen más que maquillar los problemas del centro, que está saturado de alumnos y más que lo va a estar para el próximo curso.

Juan José Bonet considera que “la solución es hacer un nuevo colegio adecuado a las necesidades actuales de la zona, pero hasta entonces hay que solucionar los problemas. El centro continúa con techos de uralita en alguna de sus dependencias, tampoco los juegos infantiles cuentan con las necesarias medidas de seguridad…”. Han pasado cinco meses y la situación no ha tenido variaciones, “por todo ello reiteraré en el pleno la pregunta y añadiré qué gestiones se han realizado para solucionar estos problemas ahora de cara al nuevo curso y la entrada de nuevos alumnos”, ha finalizado Bonet.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí