Más corazón que juego, con esas cuatro palabras se podría relatar la temporada del Hércules CF. El conjunto blanquiazul quedaba apeado del play-off de ascenso a la 1 RFEF y vivirá su centenario en la cuarta división del futbol español. A pesar de jugar en casa, con 6.000 aficionados apoyando al equipo, el cuadro herculano no pudo pasar a la final tras finalizar la prorroga en empate. Con el cambio de formato en caso de empate al final de los 120 minutos pasa de ronda el equipo con la clasificación más alta en la liga regular, y eso le sucedió al Hércules de Alicante. Acabó pagando los platos rotos de un final de temporada bastante irregular.

Con el único objetivo de el ascenso directo y sin Sergio Mora en el banquillo, el cual se despidió ayer del cuadro blanquiazul “me voy con una espina grande clavada y con mucha pena. Vine para conseguir un objetivo y no lo he conseguido”. El Hércules afrontará su centenario de nuevo en la 2 RFEF. Se desconoce todavía quien ocupará el banquillo herculano la próxima temporada, pero queda claro que la obligación es máxima.

Por historia, por sentimiento y por relevancia en el futbol español, el Hércules CF debe estar lo más alto posible. Pese a ello, ahora vive los momentos más negros de su historia, anclados en una división que por historia se les queda pequeña pero que por juego demostrado durante la presente campaña, no. Los jugadores, los dirigentes y el nuevo cuerpo técnico deben de cambiar las cosas, no pueden permitir que un histórico del futbol español se encuentre en esta situación. El escudo debe pesar más, ser la prioridad, porque esta afición no se merece sufrir esta situación.

La temporada ha sido irregular donde las haya, el equipo no ha estado a la altura de su historia y de su escudo y esto se ha visto reflejado en el terreno de juego. Eliminados en el play-off por quedar quintos clasificados. De estar peleando la primera posición hace unos meses a la hecatombe final. Dos victorias de los últimos diez partidos, dato que refleja la dinámica herculana.

Ahora toca, levantarse y remar todos a una para devolver al equipo donde merece estar. En el futbol profesional. No me cabe duda de que eso sucederá, pero la vida a veces es cruel y te quita lo que tanto ansias, habrán tiempos mejores y los herculanos volverán a festejar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí