Recuerdo, por el 2004, la foto de la colocación de la primera piedra en Almería para un proyecto hidráulico de gran envergadura para nuestro país, iba a suponer una inversión de más de 4.000 millones de euros, pero no pasó de ser eso, un recuerdo para nuestras retinas, ya que se colocó simbólicamente como inicio de unas obras que nunca se hicieron.

Este proyecto consistía en una gran tubería que iba a tomar aguas del Rio Ebro a su paso por la provincia de Tarragona para distribuirlas en la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería, efectivamente, estoy hablando del mal logrado trasvase del Ebro.

Así fue pues, como el Partido Popular con José María Aznar a la cabeza aprobó el trasvase del Ebro por el año 2001 y en febrero de 2004, José María Aznar se hizo la foto con la colocación de la primera piedra dando pistoletazo de salida a su construcción. Pero falto tiempo para que ese mismo año que Rodríguez Zapatero del Partido Socialista Obrero Español llegara a la Moncloa y se apresurara para derogar dicho proyecto alegando que en la cuenca del Ebro no sobra agua, quizás lo que no sobren sean los comentarios, recordemos que hasta entonces aparecía incluido en la ley del Plan Hidrológico Nacional, para que la misma persona que derogo dicho trasvase, nos colocara el ‘timo’ de las desaladoras que ascendió a 4.000 millones de euros, que casualidad numérica, no cree.

Ha llovido bastante desde aquel día de la colocación de la primera piedra, y nunca mejor dicho, pero haciendo memoria de lo que ha sucedido en estas últimas dos décadas en las zonas que iba a dotar de recursos hídricos dicho trasvase, han sido deficientemente gestionados por culpa de esa política sectaria más interesada en sus causas tribales, que, en gestar como Nación o incluso como Comunidad, un presente y futuro hídrico, racional y sostenible, capaz de ofrecer una adecuada respuesta en el tiempo a las complejas necesidades de una sociedad en permanente desarrollo y con mayores necesidades del preciado líquido donde en el Levante español se agravado un gran déficit estructural de recursos hídricos siendo el gran perjudicado, a no poder progresar sus sectores primarios, donde es bochornoso, que pese a ser considerados la Gran Huerta de Europa nuestros agricultores, ganaderos y pescadores, se vean abocados a abandonar sus faenas por la escasa rentabilidad que ofrece el producir – que no el comercializar – algo tan fundamental como son los productos que dan de comer a nuestra población. Una bajísima rentabilidad – en especial para nuestros medianos y pequeños productores – que ahora se verá más comprometida si cabe, con el brutal incremento en el precio de la energía y los combustibles, pero que difícilmente se verán reflejados en los precios que reciban por sus productos.

Si nos apoyáramos en el buen análisis del el “Libro Blanco del Agua” del año 1998 del Centro de Estudios Hidrográficos del CEDEX, recordemos que CEDEX es un organismo público del Estado Español, bien, deja claro, como en él se recoge, el alto impacto económico y social positivo que generaría en las regiones de la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería, las más deficitarias hidrográficamente hablando en nuestro país, donde no ha faltado la gran capacidad por otro lado para con poco hacer mucho.

La evaluación ambiental favorable de hace casi veinte años de dicho libro no está vigente hoy en día, el mundo ha cambiado bastante aplicando nuevas políticas medioambientales, habría que actualizar el estudio de impacto ambiental con los criterios actuales, de una forma más estricta y ajustada a la realidad que vivimos hoy en día.

Estoy seguro, que aunque fuera posible demostrar que el impacto ambiental del fallido trasvase pueda ser asumible a día de hoy, la Unión Europea no contribuiría con su financiación, debido a la fuerte conciencia proteccionista del medio ambiente de las instituciones europeas que han demostrado ser muy deficientes con la crisis energética creada por la invasión de Rusia a Ucrania y sufrimos todos los ciudadanos.

Retomar dicho trasvase tendría coste muy superior al del año 2004 y probablemente de más de 5.000 millones de euros, en su momento, ya hubo dudas del análisis económico que se hizo de esta obra, por lo que la evaluación de su viabilidad económica actual y futura sería clave, en realidad, tendría que verse la viabilidad completa del trasvase en sus tres aspectos (ambiental, social y económica) en un contexto de análisis de soluciones, dado que las circunstancias actuales socio-políticas-tecnológicas son muy diferentes a las de finales del siglo pasado donde se gestó dicho trasvase.

Habría que tener en cuenta las fuertes modificaciones futuras que pueden afectar a la solución adoptada, como son el cambio climático (disminución de recursos e incremento de demandas de agua) y la evolución de los mercados agrícolas a escala global (reducción de precios, …).

Debemos tener en cuenta para hacer realidad este y otros proyectos hídricos, por una parte, el Libro Blanco del Agua del siglo pasado, pero actualizando su evaluación de recursos y demandas e incluyendo el cambio climático. Por otra parte, analizando todas las opciones factibles para resolver los déficits hídricos nacionales, pero haciendo más hincapié en los aspectos medioambientales, sociales y económicos actuales y futuros para poder tomar la decisión más correcta como nación y como comunidad autónoma.

Hay ríos de tinta con diversas opiniones en las hemerotecas sobre los trasvases, pero, el tema de los trasvases a las cuencas mediterráneas está “encallado” social y políticamente en España, creo que, aunque se demostrara que el trasvase del Ebro es lo mejor para nuestro país, territorio, sin perjuicio significativo al medio ambiente, fuese aceptado por una mayoría suficiente para ser retomado y ejecutado como se planteó en sus inicios, necesitamos realmente un trasvase de concienciación social de los recursos que tiene este país llamado España para que todas las regiones sean prosperas y ricas haciéndonos competitivos y resolutivos y en vez de enfrentarnos nos una como sociedad.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí