El presidente del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Carlos Mazón, ha exigido a Puig que “declare la situación de emergencia para que se pueda llevar a cabo las quemas necesarias y controladas por parte de nuestro sector agrícola y silvícola con el objetivo de no hundir más al campo valenciano”.

Esta petición ha sido realizada por Carlos Mazón tras mantener un encuentro con representantes de AVA en el término municipal de Benavites, donde ha recorrido varios campos y ha conocido de primera mano la gran preocupación de los agricultores valencianos ante una prohibición más por parte del gobierno de España. La visita ha contado con la presencia del presidente del PP en la provincia de Valencia Vicent Mompó, y el presidente de AVA, Cristóbal Aguado.

Mazón ha explicado que “esta Ley no permite que los residuos pueden ser triturados en el terreno, y deben ser trasladados y tratados por un gestor autorizado, con el coste económico y producción de la huella de carbono que ello conlleva”

“Cada decisión del Gobierno de Sánchez es una estacada más a la agricultura valenciana. Les deja sin agua y cada día les complica más seguir su actividad. La nueva Ley denomina a los restos de vegetación generados en el entorno agraria o silvícola, residuos. Esto es una barbaridad y la puntilla al campo, que debe ser eliminado de la Ley porque genera grandes costes y perjuicios a este sector tan fundamental”.

El presidente del PPCV ha asegurado que “este nuevo marco legislativo establece la prohibición, de forma general, de los restos de poda en las zonas de cultivo, lo que genera un problema extraordinario, uno más, a los ya de por sí acumulados por los profesionales”.

Ante esta situación, Carlos Mazón ha exigido a Sánchez y Puig que “es necesario habilitar una solución inmediata a esta problemática tan grave. Pedimos que se aclare, a la mayor brevedad posible, la excepcionalidad a la prohibición con la que el PSOE ha condenado a los agricultores”.

El presidente del PPCV ha pedido que “las quemas queden sujetas a las autorizaciones que estaban en vigor antes de entrar en vigor esta ley, se estaban otorgando por parte de los ayuntamientos conforme a sus planes locales de quema

“Es urgente establecer una solución y ayudar a nuestros profesionales, porque el PSOE es un maestro en generar problemas, pero es incapaz de ayudar. Resulta dramático que quienes están sometidos por plagas, como el ‘cotonet’ o la ‘pinyolà’, quienes sufren una competitividad lesiva alentada por políticas que les abandonan; quienes piden ayudas que no reciben; y sufren una crisis eterna, ahora reciban este varapalo”.

Carlos Mazón ha lamentado que “de nuevo el Consell de Puig haya dado la espalda a este sector. Tuvieron la oportunidad de pronunciarse sobre el texto de esta ley, pero prefirieron el silencio y no pusieron objeciones a la Ley con respecto a esta prohibición. Puig tiene que plantar cara y enmendar la Ley. El PPCV lo va hacer en el Congreso, Senado y Corts. El tiempo se agota. No se puede aguantar más”.

Por su parte, el President del PP de la provincia de Valencia, Vicent Mompó ha afirmado que “la agricultura valenciana está harta de la incompetencia de la Conselleria de Agricultura y el Ministerio de Transición Ecológica. A la situación de emergencia que están padeciendo, por la subida brutal de los costes de producción y la bajada generalizada de los precios en origen, ahora se añade la prohibición de las quemas, una medida que ahoga más a nuestros agricultores”.

“El PSOE de Sánchez, el PSPV y sus socios de Compromís no paran de sorprendernos. No conocen la realidad del campo y eso es consecuencia de aplicar políticas desde los despachos, sin pisar los bancales. Así es imposible gestionar bien. Si quieren que los agricultores gestionen los restos de la poda como si fuera plástico tiene que ser el Estado el que ha de tener las máquinas suficientes y ponerlas a disposición de todos. Recaerlo sobre el agricultor es un despropósito”.

Mompó se ha preguntado “donde está Mireia Mollà y porque no ha frenado a tiempo esta calamidad. No puede ser que no se hayan pronunciado ni haya salido a defender al campo valenciano” y ha señalado “pero que se puede esperar de una Consellera que pone burros en el Desert de Les Palmes y se le mueren, de una Conselleria que pretende engañar a la gente mintiendo sobre el origen de las naranjas o de una Conselleria que todavía no ha hecho nada efectivo para frenar las plagas como la del “cotonet”.

El dirigente popular ha anunciado que “en la Diputación de Valencia vamos a exigir, a través de una moción, una excepción para los agricultores valencianos a la prohibición impuesta por el PSOE. También la presentaremos en todos los ayuntamientos y pediremos que la orden se publique con carácter de urgencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí