Las informaciones exclusivas filtradas a la opinión pública sobre los coches de alta gama conducidos por el Alcalde propiedad de una empresa con concesiones municipales, sus múltiples pagos en efectivo en zonas de lujo de Ibiza, y otra serie de informaciones sobre la vida personal de este cargo público no pueden considerarse acoso.

Igualmente solicitar dimisión del Alcalde en base a informaciones sujetas a la legislación vigente no puede considerarse “amenaza”.

Por lo tanto se desestiman ambas demandas contra el analista independiente Alvise Pérez y se estudiarán acciones legales contra Óscar Puente por intentar su asfixia económica y reputacional, y la solicitud de archivo de la denuncia por injurias presentada por el PSOE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí