Helena Sánchez-Alarcos Muñoz (1995, Alicante) su carrera deportiva se puede definir en una palabra, amor. Amor por unos colores, el azul y negro del Club Bádminton Alicante. Un sentimiento que nació por casualidad cuando con 15 años decidió que su hobby se convirtiera en su profesión. Pese a ello,  jamás apartó la mirada de su futuro y es que del bádminton en este país no se puede vivir. A pesar de no conseguir entrar en el grado de medicina, la enfermería conquistó su corazón, hasta tal punto de querer dedicarse a ello para toda la vida.

Actualmente, la capitana del CB. Alicante compagina el deporte con su trabajo en el Centro de Parálisis Cerebral Infanta Elena. El conjunto alicantino no pasa por su mejor momento, esta temporada han descendido a la División de Honor. Pese a ello, Helena lo tiene claro, su casa es el CB Alicante y está tremendamente orgullosa de vestir sus colores.

Pregunta-¿Cómo es Helena fuera de una pista de bádminton?

Respuesta- Como dentro de la pista de bádminton soy una persona competitiva, lo doy todo para intentar cumplir mis objetivos. Pero me considero una persona normal y bastante sencilla.

P-¿De dónde viene su pasión por el Bádminton?

R- Todo empezó en el cole, estaba en sexto de primaria y nos enseñaron un deporte nuevo que nadie conocía. Me gustó tanto que  cuando llegué a mi casa dije que me quería apuntar a bádminton. Mis padres no sabían ni lo que era, entonces les expliqué que era “como el tenis” pero con un volante en mes de pelota. Me apuntaron en las escuelas deportivas y hasta hoy.

P-¿Soñó alguna vez con llegar a ser todo lo que es hoy en día?

R- La verdad es que todo empezó como un hobby, porque yo hacía baile, bádminton y recibía clases particulares de inglés. Hasta que un día con 15 años se me presentó la oportunidad de ir al centro de tecnificación de Alicante y decidí intentarlo.

P-  Lleva ya muchos años jugando…

R- Realmente empecé con 12 años, pero como un hobby, no fue hasta los 15 cuando empecé a dedicarme a ello entrenando de 3 a 4 diarias más las competiciones los fines de semana. Con 17 años debute en la División de Honor con el CB. Alicante.

P- ¿Con diecisiete es cuándo ve que puede ser profesional en este deporte?

R-La palabra profesional es un poco fuerte. Profesionalizarse en el bádminton es un poco costoso, tan solo hay dos personas que lo están a nivel nacional. A partir de esa edad, me lo empecé a tomar como algo más serio y como un trabajo del que disfrutaba.

P-¿Por qué es muy difícil profesionalizarse?

R- A ver, si somos profesionales, pero por desgracia el bádminton es un deporte muy poco conocido y no se puede vivir de él. Entonces, yo profesionalmente me dedico a la enfermería, el bádminton es parte de mi vida profesional pero no me da de comer.

“Profesionalmente me dedico a la enfermería, el bádminton es parte de mi vida profesional pero no me da de comer”

P- Además de jugadora profesional de bádminton trabajas en un hospital… Cuénteme como se puede compaginar ambas cosas…

R-Con mucho sacrificio y teniendo las cosas muy claras. Yo por ejemplo trabajo en un centro de parálisis cerebral el cual me permite compatibilizar bastante los horarios. Pero se necesita mucho sacrificio, trabajas ocho horas de lunes a viernes y luego en mes de estar en tu casa tienes que irte a entrenar tres horas más. Pero para mí es tan gratificante y tengo un sentir tan grande hacía mi club, que es lo que me hace continuar.

El sueño de Helena era la medicina forense, el destino hizo que acabara en enfermería| Imagen cedida por Helena Sánchez
El sueño de Helena era la medicina forense, el destino hizo que acabara en enfermería| Imagen cedida por Helena Sánchez

P- En el centro ¿Enseñas a las personas que allí acuden cosas sobre bádminton?

R- Lo he intentado varias veces, los he llevado a jugar más de una vez al patio a jugar, pero por desgracia vino la Covid y no pudieron hacer muchas actividades. Pero si les hablo de bádminton y les interesa.

Más que un club, una familia

P- Toda una vida en CB Alicante ¿Cómo es el club?

R- Es una familia, en sus más y sus menos como todas, pero en las duras nos apoyamos y en las maduras allí estamos. Pero lo mejor del club, son sus valores. Somos un club de cantera y es nuestra seña de identidad. Este año por desgracia las cosas no nos han salido bien y hemos descendido de categoría, pero aún así estoy muy orgullosa de pertenecer a un club que tiene unos valores tan importantes como la cantera, la profesionalidad y el buen hacer por para todos los jugadores.

“Estoy muy orgullosa de pertenecer a un club que tiene unos valores tan importantes como la cantera, la profesionalidad y el buen hacer por para todos los jugadores”

 P- Saben que han hecho historia en el Bádminton alicantino ¿Qué se siente al jugar contra los mejores?

R- El club lleva desde 1995 haciendo historia, ha sido cinco veces campeón de División de Honor. Actualmente estamos un poquito más flojitos debido a la crisis y al ser un club de cantera y humilde, los recursos económicos no son los mismos que los de los grandes clubes. Aún así estamos muy orgullosos de pertenecer a este equipo, tanto yo personalmente como mis compañeros. Somos el único club que vive de su cantera y eso para mí es muy reconfortante y dice mucho de nuestros entrenadores.

P- Hábleme del último partido en Benalmádena…

R- Estábamos bastantes nerviosos, como nuestros rivales, ambos nos jugábamos la permanencia.  En mi caso, suelo jugar los dobles femeninos con mi compañera Ana Ramírez, y nos toco un partido clave, había que ganarlo sí o sí. Al principio estábamos tan nerviosas que parecía que no sabíamos ni como coger la raqueta, pero bueno nos centramos, nos evadimos y dimos nuestro mejor nivel y ganamos el partido en tres sets.

Helena y su compañera de dobles, Ana Ramírez, ganaron su encuentro en Benalmádena| Imagen cedida por Helena Sánchez
Helena y su compañera de dobles, Ana Ramírez, ganaron su encuentro en Benalmádena| Imagen cedida por Helena Sánchez

 P- El factor psicológico al jugarse el todo o nada a partido único fuera de casa ¿Cómo os preparasteis?

R- A nivel psicológico es muy complicado, porque era el todo o nada. Las dos últimas semanas fueron bastante complicadas porque en club pese a haber una buena sintonía sí que se palpaba la tensión. Liberto, nuestro entrenador, nos ayudó mucho, quitó bastante hierro al asunto. Es lo que decía él “vamos a seguir luchando tanto si estamos en División de Honor como en Primera Nacional y si no es este año será el siguiente”. Eso la verdad es que nos tranquilizó un poco.

P- ¿Cómo está el equipo?

R- La primera semana fue bastante duro, porque el equipo está haciendo un esfuerzo muy grande. Todos tenemos otros oficios aparte del bádminton entonces para nosotros es un sentimiento hacía el club, no jugamos por dinero. Pero sabemos que el deporte es así, hay más derrotas que victorias y que de estas derrotas se aprende un montón y está nos ha unido incluso más.

P- Comenta que del bádminton no se puede vivir ¿Sabe usted si el club recibe alguna subvención en este país?

R- Desconozco totalmente porque no estoy dentro de la junta directiva. Pero en el caso de recibir, es muy poco. También te digo que depende de la gente que lo juegue, con el ‘boom’ de Carolina Marín cada vez hay más personas que juegan a este deporte y se conoce más.

P- Pese al descenso ¿Qué te llevas de la temporada?

R- Compañerismo, amistades y sobre todo una familia. El descenso nos ha unido más y esto va a servir de impulso para hacernos crecer. El estar en Primera Nacional supone más oportunidades para la cantera porque van a poder disputar más de un partido, pero bueno siempre hay que mirar el lado positivo de las cosas, como este.

P- ¿Seguirá en el Club Bádminton Alicante?

R- (Exclama entre risas) ¡Si, si soy fiel a mis colores! Intentaré aportar mi granito de arena en el apartado de veteranía y de esa forma apoyando al club a que siga creciendo y vuelva a la máxima categoría que es donde merece estar.

“Soy fiel a mis colores”

P- El bádminton es un deporte desconocido en nuestro país ¿Qué le puede decir Helena Sánchez a esos niños o padres que desconocen el deporte?

R- Yo les animo a ver un partido ya con eso seguro que les encanta. Es un deporte muy rápido, muy bonito y es un deporte que junta la técnica y el físico y es súper completo. Y por supuesto por si les preocupa, se puede compaginar estudios con deporte, con constancia y sacrificio pero se puede.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí