Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en la provincia de Alicante tres plantaciones de marihuana en zonas de montaña, en todas ellas se habían extremado las medidas de seguridad y ocultación que impedían sospechar la realización de cualquier actividad ilícita.

La orografía del terreno y su ocultación entre la vegetación dificultaba el acceso al lugar

La investigación llevada a cabo por agentes del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante en colaboración con la Unidad Adscrita de Policía Nacional a la Generalitat Valenciana dio como resultado la detención de cuatro personas de nacionalidad española, de entre 26 y 33 años de edad, por presuntos delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Una de las plantaciones fue localizada en una finca de la partida rural de El Moralet, oculta tras bloques de hormigón, en el registro practicado los agentes intervinieron 260 plantas de marihuana en avanzado estado de crecimiento así como 200 gramos de cogollos secos y 150 gramos de hachís.

Fruto de la investigación se localizó otra vivienda en la localidad de Mutxamel en la que se encontró un laboratorio para el procesado de la marihuana donde se separaban las hojas y las flores para extraer el polen y el aceite con la ayuda de dos centrifugadoras eléctricas, en el lugar también se hallaron más de 100 kilos de marihuana, 10 plantas de gran tamaño en estado de floración y abundante utillaje tanto para el cultivo como para el procesado de las plantas.

Una plantación oculta entre maleza en una zona de montaña de muy difícil acceso descubierta por el dron

La tercera plantación fue localizada por un dron de reciente adquisición que utiliza la Unidad Adscrita de Policía Nacional a la Generalitat Valenciana, fruto de las vigilancias que los agentes realizan en los montes de la provincia en prevención de incendios.

La plantación se encontraba en una zona de montaña de la localidad de Vall de Laguart oculta entre la vegetación en un lugar de muy difícil acceso debido a la orografía del terreno.

Las investigaciones practicadas permitieron identificar y detener al dueño de la misma y la intervención de 40 plantas de marihuana de gran tamaño.

Todos los detenidos fueron acusados de un presunto delito de tráfico de drogas, dos de ellos además por un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico, la operación continúa abierta y no se descarta nuevas detenciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí