La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha destacado que “estamos preparados para que la reversión del departamento de salud de Torrevieja a la red sanitaria de gestión pública directa se haga con total normalidad para la ciudadanía”, ya que “la pandemia ha hecho más evidente la importancia de contar con un sistema fuerte de salud”.

La titular de Sanidad ha realizado estas declaraciones en el transcurso de su comparecencia a petición propia en la Comisión de Sanidad de Les Corts.

Según Barceló, “a pesar de las trabas e intentos de la concesionaria de evitar lo inevitable, venimos desde hace tiempo trabajando y preparándonos para superar las dificultades y poder atender a una población protegida de 180.000 personas”.

De este modo, la Consellera ha resaltado que “está ultimada la programación de la gestión del departamento, el equipo directivo que se hará cargo del mismo ya está preparado y, desde el minuto uno, dispuesto todo lo necesario para que el hospital y el departamento en su conjunto esté al 100%”.

En este sentido, Ana Barceló ha detallado que ya está preparada la incorporación al entorno GVA y que todo el sistema pueda estar en funcionamiento sin problemas: citas, acceso a SIP, todas las conexiones para profesionales, que se integrarán como un departamento más.

Así mismo – ha continuado Barceló -, “se está tramitando ya el decreto para la incorporación de todo el personal, un Decreto que les da seguridad, y desde julio contamos con una bolsa de empleo para el departamento de salud en la que ya se han inscrito más de 6.000 personas”.

La Consellera se desplaza a Torrevieja para certificar lo que hoy no tiene marcha atrás

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha anunciado en Torrevieja que el Pleno del Consell aprobará este viernes el decreto que regula las condiciones laborales del personal del departamento de salud de Torrevieja tras la reversión. El Hospital Universitario de Torrevieja y los centros de Atención Primaria volverán a la gestión pública directa a partir del próximo 15 de octubre.

La consellera de Sanidad ha mantenido una reunión con el comisionado y el futuro equipo directivo del departamento para analizar la situación asistencial después de que se hayan denunciado despidos y una reducción de la actividad, con citas postpuestas o anuladas, justo antes de la reversión. En este sentido, la consellera ha trasladado un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, puesto que “se va a analizar la situación con el objetivo de desplegar un plan estratégico que permita normalizar la actividad en el menor tiempo posible”.

Además, según Barceló, la Generalitat se subrogará los contratos vigentes a fecha 15 de octubre, tanto temporales como indefinidos. Por lo tanto, el personal afectado seguirá en sus puestos en condición de personal laboral a extinguir y, para adquirir la condición de personal empleado público, deberá superar los procesos normativamente establecidos.

Las retribuciones de ese personal, según establece el decreto que aprobará mañana el Consell, serán las correspondientes al convenio colectivo en el momento de operar la subrogación, así como las que se deriven de su contrato de trabajo, sin perjuicio de su posterior modificación en los supuestos legalmente establecidos, y siempre que sean compatibles con el principio de estabilidad presupuestaria.

En el plazo máximo de tres meses a partir del día 16 de octubre de 2021, el personal estatutario fijo que, en su momento, fue declarado en la situación administrativa de servicios bajo otro régimen jurídico a tenor de lo dispuesto en el art 65 del Estatuto Marco, o en la situación administrativa de excedencia por prestación de servicios en el sector público, de conformidad con el art. 66 de la misma ley, deberá manifestar si opta por continuar con la condición de personal laboral a extinguir, o por reingresar en la condición de personal estatutario fijo.

Reuniones con Informática, el Comité de Empresa y la Junta de Personal

La consellera también ha mantenido un encuentro con el equipo informático que se encargará de integrar el departamento al entorno GVA garantizando así la adecuada atención de la población asignada tras la incorporación de Torrevieja a la gestión pública directa, y que se estima en unas 180.000 personas.

Finalmente, Barceló se ha reunido con la presidenta del comité de empresa, Ana Linares, y con un representante de la Junta de Personal, Juan Mañogil, para conocer de primera mano la situación de los trabajadores en el tramo final del proceso de reversión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí