La XXVI edición de los premios AEFA ha reconocido la labor de la cadena de venta de artículos para el hogar Domti; del grupo Marjal, de servicios inmobiliarios y turísticos; del Grupo Rolser; y del fundador de Pikolinos, Juan Perán Ramos.

En concreto, Domti ha recibido el premio Caixabank por su capacidad de transformación y creatividad, su esfuerzo de reinvención constante y capacidad de adaptarse a su entorno y a las necesidades de los consumidores; y el grupo Marjal ha sido galardonado con el premio Diputación de Alicante por su compromiso con el territorio, su vinculación y apoyo a las Universidades, su carácter innovador y su excelencia a la hora de acometer el proceso de relevo generacional en la compañía.

Por otra parte, el premio Generalitat ha recaído en el Grupo Rolser, en reconocimiento a sus más de 50 años de existencia y su apuesta por la innovación, la sostenibilidad y la responsabilidad social y empresarial; y el premio de honor Manuel Peláez Castillo ha sido para Juan Perán Ramos, fundador de Pikolinos, por su trayectoria empresarial familiar y personal, y por representar los valores de AEFA.

El ‘Premio Diputación de Alicante’ al Grupo Marjal, por su compromiso con el territorio, su vinculación y apoyo a las universidades y su carácter innovador, así como por ser un ejemplo de convivencia entre las dos familias empresarias que lo gestionan. Además, este galardón reconoce la apuesta de la compañía, creada en 1979, por la calidad en el servicio y la implementación.

El evento, presentado por el actor Jordi Tamarit y celebrado en el Trinquete Municipal El Rovellet de Dénia, ha contado con la presencia del president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, el alcalde de la localidad, Vicent Grimalt, la presidenta de AEFA, Maite Antón, así como otras autoridades.

Maite Antón ha resaltado la importancia de las empresas familiares en la vertebración y cohesión del territorio, por su arraigo y respeto a la cultura y las tradiciones. Además, ha detallado que representan el 92% de las compañías de la provincia y emplean a más del 85% del sector privado, al tiempo que superan el 75% del valor añadido bruto y constituyen la base que sustenta el bienestar económico y social de los municipios.

La asociación de la Empresa Familiar de Alicante se constituyó en 1995 con la finalidad de representar los intereses de sus miembros y de contribuir a afianzar relaciones con las administraciones públicas y otras organizaciones empresariales. En la actualidad, la integran unos 150 socios pertenecientes a distintos sectores económicos como el de la industria, el comercio, los servicios, los inmuebles, la construcción y la hostelería.

Tregua por un día

Ximo Puig y Carlos Mazón, Presidente de la Generalitat Valenciana, Presidente de la Diputación de Alicante o lo que es lo mismo… líder del PSPV-PSOE y líder PP-CV.

Esta vez sin polémicas y si con mucho respeto institucional, en un foro empresarial y profesional donde lo importante eran los premiados. Así el President de la Generalitat ha destacado, durante la entrega de los XXVI premios de la Asociación de Empresa Familiar de Alicante (AEFA), la vocación social de la empresa familiar y su contribución a construir una sociedad más justa.

Durante su intervención, Puig ha defendido el papel de la empresa y especialmente su labor durante la pandemia, y ha señalado que sin tejido empresarial “no hay riqueza, ni prosperidad, ni trabajo”. Asimismo ha valorado el esfuerzo que están realizando para afrontar la recuperación, y el “altruismo y generosidad” que caracterizan a la empresa familiar.

Por último, ha defendido que el único camino para salir de la crisis generada por la pandemia es “la unión y el trabajo conjunto”, siempre desde el respeto a las diferencias, y como ejemplo de ello se ha referido a la “extraordinaria” corresponsabilidad demostrada por la sociedad valenciana durante la pandemia.

Por su parte el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha destacado la labor de las pymes y compañías familiares como referentes de la recuperación económica tras el Covid, así como los valores de esfuerzo y riesgo que representan, “una cultura empresarial que a veces se enseña, pero otras se hereda”, ha apuntado.

Mazón, quien se ha mostrado orgulloso de una provincia con referencias y trayectorias personales y familiares de empresarios “que no han bajado los brazos ante las dificultades” y han contribuido a la recuperación de la provincia, ha recordado que durante las dos crisis recientes que se han producido a nivel nacional, la de 2008 y la del coronavirus, “las pymes han llevado a cabo sus procesos de planes de igualdad, de digitalización, de responsabilidad civil corporativa y de sostenibilidad”.

“Lo habéis hecho al tiempo que abríais las persianas y seguíais con vuestro trabajo”, ha reconocido el presidente, quien ha indicado es “gratificante y ejemplar que tanta gente haga tantas cosas a la vez e incluso tengan tiempo para abrir fundaciones con las que ayudan a las personas que más lo necesitan”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí