Las demandas de disolución matrimonial registradas en los órganos judiciales de la Comunidad Valenciana durante el segundo trimestre de este año, 3.175, aumentaron un 51,19% respecto a las 2.100 contabilizadas durante el mismo periodo de 2020, en el que se produjo un descenso histórico de estos procedimientos a causa de la pandemia y la paralización de la actividad judicial no urgente.

Sin embargo, tal como muestran los datos recogidos por el servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, el incremento interanual se produce dentro de una tendencia decreciente, ya que se convierte en un descenso del 9,1% si se compara con las 3.494 rupturas matrimoniales judicializadas entre abril y junio de 2019.

En cualquier caso, la Comunidad Valenciana tiene la tercera tasa de demandas de disolución matrimonial por cada 100.000 habitantes más alta de España, teniendo en cuenta su población total a 1 de enero de 2021. Ese índice se sitúa en el 62,9, tan solo por debajo de la de Canarias, 69, y las Islas Baleares, con 63,4, frente al 56,5 de media nacional.

Todas las modalidades de disolución matrimonial presentan importantes incrementos durante el periodo estudiado, a excepción de las demandas de nulidad, una parte ínfima del total, que bajaron de cinco a tres.

Así, en el segundo trimestre de este año aumentaron un 11,1% las separaciones no consensuadas (40) respecto a las del segundo trimestre de 2020 (36). Las separaciones con consenso (86), crecieron por su parte un 36,5% (hubo 63 en el mismo trimestre 2020).

Esa subida interanual fue más acentuada todavía en las demandas de divorcio no consensuado o contencioso, 1.130 en total, un 60,5% más que las 704 del segundo trimestre de 2020, y en las demandas de divorcio consensuado, 1.916, un 48,3% más que las 1.292 contabilizadas entre abril y junio de hace un año.

No obstante, como se ha dicho, la comparativa en todas las modalidades de demanda por disolución matrimonial con respecto al segundo trimestre de 2019 arroja descensos significativos. Entonces, los juzgados de la Comunidad Valenciana contabilizaron 56 procedimientos de separación no consensuada, 124 de separación consensuada, 1.252 por divorcios litigiosos y 2.060 por divorcios con acuerdo entre los cónyuges.

Guarda y custodia y pensiones de alimentos 

Una tónica estadística similar se produjo en este segundo trimestre del año en relación a las cifras que analiza este informe estadístico trimestral: los procedimientos de modificación de medidas en procesos de separación y divorcio y de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales.

De este modo, los juzgados de la Comunidad Valenciana recibieron entre abril y junio de 2021 un total de 1.063 demandas de modificación de medidas no consensuadas, 419 del mismo tipo pero con consenso, 763 demandas relativas a la guardia, custodia y alimentos con acuerdo y 678 sin él.

Esas cifras arrojan incrementos porcentuales del 53,4%, 69,6%, 72,2% y 80,3%, respectivamente, en relación a las mismas modalidades de demanda durante el segundo trimestre de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí