El diputado del Grupo Parlamentario VOX Comunidad Valenciana, Miguel Pascual, ha pedido la dimisión del director general de À Punt, Alfred Costa, por la manipulación constante y los ataques contra VOX que la televisión pública valenciana lleva a cabo. “Nos encontramos ante una campaña de demonización de VOX muy evidente. Se nos tacha de extrema derecha, de fascistas, de nazis, de asesinos. Esto sí que son delitos de odio. Y además no solo se nos insulta y agrede a nosotros, también a todos aquellos votantes a los que representamos”.

Pascual ha insistido en que Alfred Costa “no dirige una televisión pública, dirige un ente de demonización contra la oposición en general y contra VOX en particular. Una herramienta que hace el trabajo de cloaca al Consell, y que para colmo lo enmascaran como si estuviese realizando una función de servicio público. Usted no tiene vergüenza. Miente, manipula y sesga información, y por eso pido su dimisión”.

El diputado ha puesto como ejemplos varios videos de los informativos de À Punt en los que se ve la manipulación y la “actuación sectaria que utilizan con la intención de dañar nuestra imagen” y ha mostrado como la televisión pública se refiere a VOX como “partido de extrema derecha” o informando, faltando a la verdad, sobre la marcha que tuvo lugar en Chueca y que VOX sí condenó.

Pascual también ha lamentado que À Punt parece estar haciendo “una carrera a contrarreloj para quitarle a TV3 el liderato en cuanto a manipulación se refiere”. Y ha denunciado que “la manipulación contra VOX no conoce límites. No puedo pasar por alto los desinformativos contra nuestro partido durante la campaña electoral en Cataluña. Usted, sus desinformativos, catalogaban a los candidatos de VOX como ultraderecha mientras que a los centenares de violentos que persiguieron, emboscaron y agredieron a mis compañeros, eran grupos de jóvenes”.

Por último, el diputado ha recordado que À Punt “nos cuesta la friolera de 68 millones de euros a todos los valencianos” y ha explicado que la televisión pública valenciana ni siquiera es capaz de cumplir con su propio contrato programa ni de seguir su libro de estilo “donde en su parte deontológica y práctica periodística indican como principios fundamentales los de la neutralidad, imparcialidad e independencia, así como el de la veracidad y el rigor”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí