Continúa la marejada del recorte del trasvase Tajo-Segura aprobado para septiembre por el Gobierno de Pedro Sánchez. Para el vicesecretario de Agricultura, Agua y Pesca del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Ernesto Fernández, este recorte “va a ocasionar un daño irreversible al sector agrario de la Comunitat, con la consecuente incertidumbre laboral para los miles de trabajadores que dependen del campo para su supervivencia”.

Fernández ha lamentado que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, visitara Alicante esta semana con un discurso “en el que defendió el recorte del Tajo-Segura”. El dirigente popular ha señalado que la ministra “debía haberse atrevido a mirar a los ojos a los agricultores y regantes valencianos y decirles que su plan hidrológico supone la puntilla final para ellos”. “Ribera, y por extensión el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, consuman la crónica de una muerte anunciada del trasvase Tajo-Segura, ya que con su empeño de seguir con los recortes quitará hasta 146,5 hectómetros cúbicos en el año 2027, es decir, uno de cada cuatro litros de agua que actualmente llegan a nuestros agricultores”, ha denunciado.

“La ministra no fue capaz de explicar a los agricultores que los caudales ecológicos del Tajo son perfectamente compatibles con el trasvase y con la exigencia de que también el Segura tiene derecho a disponer de un caudal ecológico”, ha señalado. Fernández ha preguntado a la ministra “si sigue manteniendo que las desalinizadoras son la única opción al problema hídrico de los regantes” y “cómo los agricultores van a ser capaces de sobrevivir teniendo que soportar el coste del agua, cuando en muchas ocasiones están teniendo que vender sus productos incluso por debajo del coste de producción”.

 El vicesecretario de Agricultura y Agua del PPCV ha indicado que defender el trasvase “es combatir el cambio climático, favorecer el medio ambiente y la sostenibilidad” y ha señalado que no comprende “la fijación de la ministra con los agricultores”.

 “La defensa del trasvase no es una cuestión de ideologías políticas, ni tan siquiera la reivindicación de un territorio concreto. Es una cuestión de solidaridad y de justicia”. Así, Fernández ha señalado que el PPCV “estará siempre al lado de los agricultores valencianos, emprendiendo las medidas legales y judiciales que sean necesarias para combatir este empecinamiento del Gobierno de Sánchez”.

 Por último, Fernández ha pedido al President de la Generalitat, Ximo Puig, “que abandone su servilismo al Gobierno de Pedro Sánchez y se una a las peticiones de nuestros agricultores y regantes, aunque ya sabemos que esto no va con su ADN”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí