La ocupación hotelera de septiembre está manteniendo un comportamiento que podemos calificar como bueno, si lo comparamos con el año pasado o con las previsiones que manejaba el sector hace unos meses.
En 2020 la ocupación hotelera se desplomó por debajo del 40% con más de la mitad de la planta hotelera cerrada y desde HOSBEC se observaba con mucha incertidumbre el inicio de la temporada de otoño, una vez iniciado el periodo escolar y con el turismo familiar de regreso a casa.

Pero parece que 2021 va consolidando poco a poco la recuperación turística.  En la última semana se ha sumado la apertura de unas 3.000 camas hoteleras adicionales de hoteles que habían estado cerrados en la ciudad de Benidorm. Cada vez son menos los hoteles que están cerrados y en estos momentos representan un 15% de la oferta.

El mercado internacional va reaccionando cada semana y creciendo de forma sostenida. Los británicos alcanzan ya casi un 16% de cuota de mercado en Benidorm, cifras que no se veían desde el inicio de la pandemia.

Aun así, estamos todavía lejos de lo que serían los datos normales en esta época del año. Sin pandemia estaríamos en una ocupación hotelera que podría estar superando el 90% ya que septiembre se había convertido en el segundo mes de preferencia de los turistas.

Para las próximas semanas sería deseable que los turistas senior tuvieran más certidumbre: la falta de concreción del programa Imserso está haciendo que muchos duden a la hora de reservas sus vacaciones, por lo que sería interesante pedir al Gobierno y a los responsables del Imserso una agilidad que no han mostrado hasta ahora y una diligencia de la que han hecho omisión hasta la fecha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí