Como cada año, a la vuelta de las vacaciones de verano, el Gobierno Municipal ha celebrado hoy su primera reunión sobre el nuevo curso político que está cargado de nuevos proyectos y obras en ejecución para la transformación urbana de Elche.El alcalde, Carlos González, acompañado de la portavoz de Compromís, Esther Díez, el concejal de Mantenimiento y portavoz municipal, Héctor Díez, el concejal de Seguridad Ciudadana, Ramón Abad, y el concejal de Comercio, Felip Sànchez, ha explicado esta mañana la batería de proyectos avanzados y ha señalado que “este curso va a ser de realidades tangibles y de hechos que van a contribuir a modernizar la ciudad, a impulsar el crecimiento económico del empleo y a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

“Va a ser un año de estabilidad política porque este es un gobierno cohesionado con cimientos sólidos. El pacto de gobierno entre Compromís y el Partido Socialista goza de buena salud y de muchas iniciativas compartidas con el objetivo de favorecer el progreso, el bienestar y la prosperidad entre los ilicitanos e ilicitanas”, ha asegurado el regidor ilicitano, quien ha calculado en más de cien millones de euros la inversión de los proyectos en marcha.

Según ha adelantado el alcalde existen varios “temas complejos” que el Equipo de Gobierno pretende zanjar en este cuatrimestre como la decisión sobre la ubicación del Palacio de Congresos, la protección de la fachada de Riegos el Progreso, el derribo del Hotel Arenales del Sol o el futuro de la zona del antiguo Mercado Central. Asimismo, González ha destacado que en este curso se van a finalizar las obras de la fachada del instituto de Torrellano y se va adjudicar el restaurante del Parque Municipal.

Entre las iniciativas que van a finalizar en las próximas semanas destacan el derribo de los bloques de Palmerales, la comercialización del bloque 3 de San Antón que está finalizado, las obras del Campus Tecnológico y la reforma del pabellón de Carrús Este, así como el instituto Periodista Vicente Verdú.

En este tercer año de legislatura el responsable del Equipo de Gobierno ha señalado que, además, se van a encauzar diversos asuntos de calado como la construcción del ‘learning factory’ en Correos, la instalación de la nueva depuradora de Algorós, la puesta en marcha de la Agencia Valenciana del Territorio, la aprobación de la Ley del Palmeral para llevar a cabo su financiación, la mejora del transporte de las pedanías y el relanzamiento de la Capitalidad Verde Europea con la participación e implicación de los ciudadanos.

Por su parte, Esther Díez ha destacado la importancia de reconstruir en estos próximos meses todo aquello a lo que la pandemia ha afectado gravemente y a generar una transformación urbana a través de las políticas verdes.

“Desde luego los presupuestos tienen que reflejar la inversión en nuestros sectores clave como el comercio, la agricultura o el turismo sostenible”, ha señalado la portavoz de Compromís, quien ha insistido en que desde el gobierno municipal seguirán trabajando para blindar todos los servicios sociales.

Díez ha subrayado que se dejarán la piel para reducir las emisiones contaminantes en la ciudad que condiciona la salud de los vecinos y vecinas con actuaciones de peatonalización, o el uso de carriles bici y transporte público para dar un impulso a la Capitalidad Verde Europea.

“Nuestro objetivo es continuar haciendo de Elche un municipio verde, inclusivo, cohesionado, feminista, diverso y solidario”, ha concluido Esther Díez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí