El acusado se enfrenta a sanciones contra la ley de patrimonio cultural valenciano que pueden llegar a suponer hasta 150.000 euros

El pasado día 27 de marzo, una patrulla de la Guardia Civil de Alicante sorprendió a una persona realizando actuaciones paleontológicas en la sierra del término municipal de Elche sin contar con los pertinentes permisos. Mediante remoción del terreno ayudado con herramientas de mano expoliaba las piezas, llegando los agentes a incautarle en el momento 19 de ellas.

La Guardia Civil de Alicante, dentro de los periódicos controles en zonas susceptibles de realización de actuaciones arqueológicas o paleontológicas encaminados a la detección de irregularidades en la realización de prospecciones, excavaciones o actos de búsqueda por particulares de estos bienes culturales realizados por parte del Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA), observó el pasado día 27 de marzo en la zona conocida como “Sierra Larga” en el término municipal de Elche, a una persona realizando acciones de remoción superficial del terreno auxiliándose de un pequeño martillo-pico y una tenazas
metálicas.

Por todo ello, la patrulla actuante procedió a la identificación de esta persona, la cual llevaba una mochila con dos fósiles de concha de grandes dimensiones, tras el registro de su vehículo situado a escasos metros, los agentes hallan 17 piezas paleontológicas más consistentes en fósiles tipo concha y otros vivaldos, todas ellas de distintos tamaños, pudiendo ser considerados bienes no inventariados del patrimonio cultural.

En atención a las circunstancias observadas de acciones de remoción del terreno, y hallazgo de objetos materiales con singularidades y características susceptibles de su consideración como “bienes culturales no catalogados con valor paleontológico”, por parte de los Agentes se procedió a solicitar la acreditación de la preceptiva autorización por parte de la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana, para la realización de la actuación paleontológica observada, no acreditándose a la inspección ningún tipo de documento justificativo de la actuación realizada ni de la propiedad de los “fósiles” que poseía entre sus efectos personales y vehículo.

Con motivo de estas constataciones, la unidad inspectora procede a realizar la correspondiente denuncia dando cuenta a la autoridad competente que en este caso que recae sobre la Conselleria de Cultura, por si dichos hechos pudieran ser considerados como supuestas infracciones la vigente normativa de aplicación en materia patrimonio cultural (LEY 4/1998 DE PATRIMONIO CULTURAL VALENCIANO), cuyas sanciones oscilan hasta los 60.000 euros o hasta los 150.000 euros atendiendo a la gravedad en su calificación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí