El acusado ha sido propuesto para sanción como presunto autor de nueve infracciones por ejercer la actividad en un desguace ilegal

La Guardia Civil ha desmantelado en Elche un desguace ilegal de vehículos a motor. El propietario adquiría vehículos supuestamente destinados a la baja definitiva y los despiezaba de forma irregular en una parcela situada en una partida rural. Posteriormente, vendía las piezas como si fueran repuestos de segunda mano.

Tras detectar en una finca situada en suelo rústico, en una partida rural de la localidad la existencia de varios vehículos estacionados en evidente estado de abandono por estar siniestrados y/o semi-desguazados, así como numerosas piezas sueltas arrojadas por la superficie de la parcela, el pasado 21 de febrero, la Patrulla del Seprona de Elche inició una investigación.

Los agentes hallaron cerca de la parcela rústica residuos peligrosos tales como aceite de motor usado, líquido anticongelante y baterías usadas, entre otros. Los productos no mantenían las condiciones adecuadas para la gestión de este tipo de residuos. El local tampoco poseía autorización ni las medidas necesarias para preservar la seguridad en la realización de la actividad.

La Guardia Civil averiguó que el presunto autor era propietario de un comercio minorista de compra y venta de recambios de segunda mano, situado en el casco urbano de Elche. El establecimiento contaba con licencia exclusivamente para la venta de repuestos de vehículos de segunda mano y la adquisición de vehículos usados, con la finalidad de darlos de baja. El titular formalizaba la compra de vehículos usados con la finalidad de darlos de baja, o bien, obtenía por parte de sus propietarios un documento de representación para realizar este trámite, y entregarlos a un Centro Autorizado de Tratamiento de vehículos al final de su vida útil (CAT). Sin embargo, el presunto autor los trasladaba a la parcela, donde él mismo los despiezaba. Posteriormente, vendía las piezas desde el local en Elche e introducía en el mercado minorista un residuo como recambio de segunda mano.

El sospechoso, un hombre de 37 años, de nacionalidad española, ha sido propuesto para sanción por nueve infracciones en base a las normativas que regulan la materia urbanística, las actividades clasificadas, la gestión de residuos, y la seguridad industrial y sectorial: el Real Decreto 20/2017 de gestión de vehículos al final de su vida útil; la Ley 10/2000 de residuos de la Comunidad Valenciana; la Ley 21/92 de industria; la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados; la Ley 6/2014 de prevención de la contaminación y calidad ambiental; la Ley 20/86 de residuos tóxicos y peligrosos, en concordancia con el Real Decreto 833/88; el Real Decreto 9/05 de actividades potencialmente contaminantes del suelo; la Ley 7/02 de protección contra la contaminación acústica; y la Ley 5/2014 urbanística de la Comunidad Valenciana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí