Tengo que confesarlo. Me gustó mucho el mensaje que lanzó Inés Arrimadas tras la tensa reunión que mantuvieron el lunes en la Junta Extraordinaria de Ciudadanos. Digo tensa, porque imagino que fue así, no porque estuviera presente y lo viese. La situación era muy complicada y muchas de las decisiones tomadas quizás no gustasen a una parte del partido. Por ejemplo Toni Cantó, y me sabe mal porque pienso que estaba haciendo un gran trabajo en Ciudadanos Comunidad Valenciana, ha decidido marcharse del proyecto. Una lástima.

Del mensaje que lanzó Inés Arrimadas, como decía, me quedo con la diferenciación clara como cantaba Alejandro Sanz en una de sus canciones “No es lo mismo ser que estar”. Quizás los ingleses utilizan el mismo verbo, pero en nuestra rica lengua la diferenciación es bien clara, no es lo mismo SER de Ciudadanos que ESTAR en Ciudadanos. Yo me pido SER. No he conocido otro partido político, estoy orgulloso de pertenecer al partido, he conocido a mucha gente interesante, son muchas más las cosas buenas que he experimentado que malas, y a pesar de la situación complicada (por no decir horrible) actual sigo confiando que Ciudadanos es necesario. Más necesario que nunca (pero esto para otro día). Pero evidentemente esto lo tienen que decidir los votantes, lo de ser necesario como partido, y no unos pocos en sus despachos jugando a tener sueldos y sillones moviendo los hilos, engañando a afiliados, por sus intereses.

Me parece lógico que muchos tengan dudas, lo respeto. Hay muchos compañeros, excompañeros ya, que se han marchado a su casa tranquilamente. Otros se han ido a otros partidos. También lo respeto como no podía ser menos. Esto no es una secta, ni un club social. Pero lo que no podemos tolerar ni yo, ni ninguno de los compañeros y compañeras que seguimos confiando en este proyecto es que haya gente preparando irse a otros partidos a falta de pocos meses de las elecciones de 2023 ¿Para seguir llevándote un sueldo a consta de engañar a votantes y compañeros? ¿En serio vale la pena llevar ese estigma toda tu vida? Si son coherentes deben irse hoy y renunciar a sus actas si tienen cargos como ha hecho Fran Hervías. Entiendo que esté enfadado porque ve que su Ciudadanos no se parece al Ciudadanos actual, como un padre que mira a su hijo y no lo reconoce. Es coherente su rechazo. Y es de aplaudir que haya renunciado a su sueldo. Intachable. Loable. Es un ejemplo de como se hacen las cosas. Y ha enseñado el camino a otros. Él, Fran Hervías, abría la puerta a otros afiliados y cargos de Ciudadanos a ir al Partido Popular, que esas, las puertas, están abiertas. Ya saben el camino… por mi parte no tendrán ninguna mala palabra aunque me entristezca el paso que dan.

Pero en cambio si tendrán que escuchar malas palabras, no solo mías, si no de otros muchos que SOMOS de Ciudadanos a esos que se vayan a otro partido faltando unos meses para 2023, a esos que se queden chupando como sanguijuelas de un sueldo público sabiendo que van a traicionar al partido que los ha elegido impidiendo que otros puedan desarrollar el proyecto en el que confían. A esos ni la hemeroteca ni los afiliados deberíamos olvidar jamás. Y tengo claro que Google no lo hará, ni las redes sociales descansaran en recordarles por mucho que bloqueen que traicionaron a mucha gente. Los nombres han salido en prensa estos días, el entorno más cercano de Fran Hervías está señalado, y con ellos muchos cargos que se han posicionado de su lado generando dudas a muchos afiliados de Ciudadanos. Muchas nuevas juntas directivas han nacido bajo la sombra de una traición al proyecto que dicen defender. Ojalá no sea así, que sean noticias falsas y todos juntos podamos trabajar por volver a ilusionar con SER de Ciudadanos.

Aunque, si es cierto que, necesitamos un golpe muy fuerte en la mesa para que todas las dudas se disipen, para los que han sido señalados por la prensa que ESTÁN en Ciudadanos, realmente pasen a SER de Ciudadanos, o se VAYAN de Ciudadanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí