La Asociación de Hostelería de Elche se ha sumado a las protestas que se han dado lugar este jueves 18 de febrero en Alicante. El sector es uno de los más afectados por la pandemia en la Comunidad Valenciana y pide comenzar una desescalada para poder abrir de forma progresiva sus negocios.

La movilización convocada por la CEOH (Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana) ha tenido lugar en la Delegación del Consell donde los hosteleros se han sentado y han entregado de forma simbólica las facturas que no pueden hacer frente.

La manifestación ha contado con el apoyo de 16 asociaciones empresariales y más de 1.200 empresas de toda la Comunidad Valenciana. Además, han hecho público a través de una nota de prensa que la próxima semana se llevara a cabo una nueva protesta en Valencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí