• La nacional 340 divide la pedanía en dos, generando problemas de comunicación, tránsito y de seguridad urbana a los más de 7 mil vecinos de Torrellano

 La carretera nacional 340 separa a la población de Torrellano como si de un muro infranqueable se tratara. La densidad de tráfico, el riesgo para los vecinos al cruzarla y el incómodo diseño de sus vías de servicio, justifican con creces el enfado vecinal y requieren una intervención municipal urgente. Problemas derivados de esta configuración antigua son las intersecciones peligrosas y con varios giros como la que une la propia nacional con la Avenida Segarra y por supuesto el acceso al Instituto local que desde el AMPA llevan reivindicando hace tiempo una solución.

            El presidente de CONTIGO Elche, Carlos San José, se mostró crítico con la situación de este punto urbano: “Hace mucho tiempo que el Ayuntamiento debió recepcionar la obra del Ministerio de Fomento y hacer un gran boulevard urbano, con grandes aceras, arbolado y con rotondas en las principales vías de intersección como el acceso al instituto y la Avenida Segarra. Además, se debería continuar el vial urbano hacia la rotonda de IFA, urbanizando el sector TO-4 que lleva olvidado más de una década.” San José explicó que “los vecinos de Torrellano no pueden utilizar su avenida principal para hacer procesiones, carreras urbanas o cualquier evento social o deportivo ya que la nacional es competencia del actual Ministerio de Transportes y no les dan permiso para cruzarla

Torrellano necesita atención e inversión. Es evidente que ahora las prioridades son sanitarias y sociales, pero los proyectos se pueden elaborar y aprobar para poder ejecutarlos cuando las condiciones económicas lo permitan. CONTIGO Elche hará llegar esta petición vecinal al Ayuntamiento con registro de entrada para que las justas propuestas y reivindicaciones de los vecinos de la principal pedanía ilicitana tengan siempre respuesta municipal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí